Inicio salamanca Dos murales urbanos de Salamanca compiten por el premio al ‘Mejor Mural...

Dos murales urbanos de Salamanca compiten por el premio al ‘Mejor Mural del Mundo 2023’

SALAMANCA, 5 (EUROPA PRESS)

Los murales salmantinos ‘Tritón Miguelón’ del creador de arte callejero conocido como ‘@sea162’, presente en la localidad de Garcibuey, y ‘Respira’ de Rober Bece, ubicado en el municipio de Santa Marta de Tormes, son dos de los 50 aspirantes al premio ‘Mejor Mural del Mundo 2023’ de Street Art Cities.

Street Art Cities es una plataforma mundial con la misión de promover y documentar el arte callejero en el mundo, con una extensa red de recomendadores, que permanecen “activos” en más de 1.000 ciudades con 42.000 obras de arte, según la información facilitada desde la candidatura de ‘Tritón Miguelón’.

Leer más:  La Fundación Policía Española premia los trabajos periodísticos destacados y los valores humanos

Precisamente, sobre esta obra en Garcibuey, fue realizada por ‘@sea162’ para la tercera edición de ‘Graffitibuey’, un proyecto iniciado por Miguel Martín Andrés, comisario del certamen, con el apoyo del ayuntamiento de Garcibuey, Jose Miguel Mata, y la cooperación de los vecinos del pueblo.

Ubicado en “uno de los parajes más imponentes y significativos de la localidad”, el estanque que fundaron la Comunidad de Regantes hace casi 100 años, este mural representa a un tritón jaspeado que vive en el estanque y cuyo nombre hace honor al abuelo del comisario del proyecto, Miguel, que facilitó la construcción del estanque.

En cuanto a la obra de Rober Bece, lleva el nombre de ‘Respira’, es “un tributo a todas las mujeres” y está en la calle Villalar, número 5, de Santa Marta de Tormes, según la información que recoge Street Art Cities.

Leer más:  Leo Harlem anuncia otra función en Salamanca tras agotarse todas las entradas

- Te recomendamos -
Artículo anteriorEl arte de Laly Molina Sobrino se exhibe en el Centro Julián Sánchez ‘El Charro’ de Salamanca
Artículo siguienteUn ladrón agredió a las empleadas de un supermercado en Salamanca después de ser descubierto robando cervezas, con el fin de escapar