Inicio salamanca Javier Vaquero, científico, se une al Instituto de Investigación del Cáncer de...

Javier Vaquero, científico, se une al Instituto de Investigación del Cáncer de Salamanca

SALAMANCA, 10 (EUROPA PRESS)

El Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca, dependiente de la Universidad de Salamanca (USAL) y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha sumado a su plantel al científico Javier Vaquero, centrado en una nueva línea de investigación sobre cáncer hepático y que se ha incorporado al centro salmantino con una ayuda Ramón y Cajal gestionada a través del CSIC.

El trabajo de Javier Vaquero estudia el colangiocarcinoma (CCA), que es un grupo de tumores que se originan en los canales biliares y que se caracterizan por “un diagnóstico tardío, una corta supervivencia y una alta tasa de recurrencia después de la intervención quirúrgica”, según la información facilitada por la Universidad de Salamanca USAL a Europa Press.

Todo esto, sumado al incremento de la incidencia de este tumor del hígado, está convirtiendo al CCA en “un serio problema para la salud pública”, ha reseñado la USAL, quien ha detallado que la investigación llevada a cabo durante la última década ha permitido la aprobación de la inmunoterapia (anti-PDL1) en combinación con quimioterapia (gemcitabina más cisplatino) como la terapia estándar para la mayoría de pacientes de CCA.

Leer más:  El número 86.007 del quinto premio es vendido por ocho administraciones de Salamanca

En la actualidad, en el ámbito de la investigación científica de este tipo de cáncer, se está prestando “especial atención” a los cambios que sufre el microambiente (el estroma) cuando se origina el tumor.

“En los últimos años se ha demostrado que los tumores tratan modificar la actividad del sistema inmune para favorecer el crecimiento del tumor; por ello se están buscando estrategias destinadas a redirigir el funcionamiento del sistema inmune hacia una actividad antitumoral”, ha indicado.

En este ámbito el diseño de fármacos capaces de inhibir la señalización por TGF beta está adquiriendo “una importante relevancia” debido a que esta vía de señalización promueve la progresión del tumor y además tiene “potentes efectos inmunosupresores sobre el microambiente tumoral”, ha apuntado la información facilitada.

Sin embargo, ha puntualizado Vaquero, “los inhibidores del TGF-beta de última generación, encabezados por el Bintrafusp Alfa (M7824), no han cumplido las expectativas en los ensayos clínicos, una de las principales razones, es la falta de conocimiento profundo acerca de la vía del TGF-beta en CCA”.

Leer más:  Se premiará a seis establecimientos emblemáticos durante la Gala del Comercio Salmantino por parte del Ayuntamiento

AVANCES

En este contexto, Javier Vaquero ha subrayado que “los avances en el conocimiento acerca de los procesos que regulan el inicio del cáncer hepático (que también denominamos carcinogénesis hepática) son esenciales para la prevención de patologías hepáticas y para el diseño de nuevas herramientas terapéuticas”.

“Mediante la combinación de experimentos ‘in vitro’, que permitirán profundizar en mecanismos moleculares, modelos in vivo de última generación y análisis de muestras clínicas, mejoraremos nuestra comprensión sobre el posible potencial de la utilización del TGF-beta como diana terapéutica en CCA”, ha dicho.

En este sentido, el grupo de Javier Vaquero ha demostrado que la modulación que algunas dianas del TGF-beta, como NOX4, ofrece “una oportunidad para evitar que el tumor promueva unos cambios en el estroma que permiten su desarrollo y dispersión”.

Leer más:  El Plan Románico Atlántico ha mejorado el acceso a la iglesia de Forfoleda (Salamanca)

IDENTIFICAR DIANAS

El desarrollo de la nueva línea de investigación tiene como objetivo identificar nuevas dianas del TGF-beta que permitan inhibir los cambios en el microambiente, al mismo tiempo que se conserven los efectos supresores del TGF-beta sobre la célula tumoral.

En una primera fase, se emplearán modelos 2D y 3D y fragmentos tumorales derivados de pacientes para identificar estas nuevas dianas.

Posteriormente, las candidatas seleccionadas serán validadas ‘in vivo’ en un modelo de ratón específico para estudiar la aparición y evolución del CCA.

Y, por último, la candidata que muestre los resultados “más prometedores” se probará ‘in vivo’ en combinación con inmunoterapia para “evaluar su potencial para mejorar los efectos de las terapias actuales de los pacientes de CCA”, ha destacado la USAL con motivo de la incorporación de Javier Vaquero al Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorRafael Herrero López, nuevo CEO de Food Delivery Brands
Artículo siguienteTras el veredicto del TJUE, Bruselas insiste en un modelo deportivo abierto para la Superliga