Inicio salamanca La asignación de 2,2 millones de euros por parte de la Diputación...

La asignación de 2,2 millones de euros por parte de la Diputación de Salamanca se destina al estudio de la calidad del agua en los municipios

SALAMANCA, 22 (EUROPA PRESS)

La Diputación de Salamanca ha destinado 2,2 millones de euros para el análisis de calidad del agua de los municipios, una atención que presta como servicio auxiliar mediante un nuevo contrato por dos años adjudicado recientemente a la empresa Als Aquimisa.

Con motivo de la celebración este viernes del Día Mundial del Agua, la Diputación ha reseñado, a través de su delegación de medio ambiente, “la importancia de garantizar un servicio de calidad, especialmente a los municipios más pequeños que no cuentan con recursos suficientes para realizar este tipo de análisis”.

Actualmente, 316 municipios de la provincia están adheridos al Servicio Provincial de Control de Calidad del Agua, y a través de este nuevo contrato está previsto que se realicen más de 6.000 análisis de control cada año y, al menos, 650 de ellos analizarán más de 58 parámetros contaminantes en cada muestra que se tome.

Leer más:  Jean Claude Cubino invita a explorar los libros de la Casa de las Conchas de Salamanca

El Servicio de Control de la Calidad del Agua de Consumo Humano objeto del contrato promovido por la Diputación incluye conceptos como análisis del agua, que comprende la toma de las muestras, la realización de los análisis, la emisión de informes de resultados, la comunicación de informes de resultados a los ayuntamientos y la introducción de datos y resultados en el Sistema de Información Nacional del Agua de Consumo (SINAC), además de la formación del personal municipal encargado de la gestión del servicio de abastecimiento de agua potable.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorEn Salamanca detuvieron a un hombre por pedir dinero y, al no recibirlo, obligar a la víctima a realizar un ‘bizum’
Artículo siguienteEste sábado en Salamanca procesionarán los pasos de Jesús de la Redención y el Cristo de la Humildad